viernes, 13 de enero de 2017

En fin...

Yo no me considero desencantado de la política, simplemente estoy harto de escuchar siempre las mismas cosas. En los últimos años y a la luz de los diversos hechos acontecidos, se ha asentado en mi interior una idea que cada vez tiene más peso:

El mejor político es aquel que no empeora más las cosas.

¿Por qué los políticos tienen que ser mejores de lo que somos nosotros mismos? 

No todos los médicos son buenos, ni tampoco los fontaneros, ni cualquier otro colectivo. Sin embargo, en lo que se refiere a los políticos hacemos extensible la degeneración de unos pocos a la totalidad de la clase. Nadie lo considera injusto, pero lo cierto es que es una mentira.

Desde que tengo uso de razón, desde todos los ámbitos de la política, ya sea a nivel local, autonómico o nacional, siempre ocurre lo mismo... Nada.

Las elecciones españolas no son más que la acción necesaria para cambiar un equipo agotado por otro más fresco que terminará igual, tiempo al tiempo. La idea de cambio no es más que una falsa ilusión, asentada mayoritariamente en la inocencia de la juventud.

Por eso, cada vez soy más pragmático y también conservador: Lo importante es que no joda más la cosa.

La edad me ha convertido en el tipo de persona que nunca quise ser, la juventud se cura con el tiempo.




5 comentarios:

  1. Curiosísimo. Casi a la misma hora, otro bloguero escribió un texto más largo donde desarrolla algunas de las ideas que comentas, en especial esa de que los políticos no pueden ser mejores que los ciudadanos.
    http://palomapolaca.blogspot.com.es/2017/01/en-fin.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Porras! ¡Qué tonto estoy! Perdona, este es:
      http://periquitosmuertos.blogspot.com/2017/01/porque-soy-pesimista-3-el-poder.html

      Eliminar
  2. Pero en la política ha dejado de funcionar la meritocracia para ser sustituida porla adhesión al grupo y de esa forma se asegura que no llegan arriba los mejores sino los más oportunistas. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario Lansky. Es que la política es un reflejo de la realidad ;).

    Un saludo.

    ResponderEliminar